Fomentar la comunicaci´n en los hijos desde la infancia.

Fomentar la comunicación en los niños desde la infancia.

La comunicación con los hijos depende mucho de cómo sea la comunicación en la familia y también cómo fue en la familia de origen del padre y de la madre. Para poder fomentar una comunicación positiva los padres tenemos que observarnos como nos comunicamos, entre nosotros y con nuestros hijos.

Una vez más se hace latente lo importante que es la imitación y la repetición como en otras cuestiones de la educación de los menores pero en el tema de la comunicación, si cabe, aún más.

¿Qué aprenden nuestros hijos de nuestra comunicación?

Una persona en contacto con otra cuando pasa mucho tiempo con ella acaba asemejando el tono de voz, la entonación, utiliza las mismas palabras y expresiones e incluso gestos.

Imagínate un niño que su modelo es su entorno cercano, padre y madre generalmente. La forma que se tenga en la familia es determinante para que expresen de una forma u otra.

No solo es importante la forma en la cual nos comunicamos, si nos comunicamos o no, sino que además son importantes las proyecciones verbalizadas que se hacen de unos miembros sobre otros, es igual al padre o a la madre.

De forma inconsciente, todos estos patrones comunicativos son los que estamos transmitiendo y los que nuestros hijos acabarán imitando de manera incosciente.

Situaciones comunes:

Muchos padres vienen a consulta con sus hijos porque son callados y no hablan, les da miedo porque no sepan defenderse de otros o porque ya han tenido problemas en este sentido. En otros casos es lo contrario hablan mucho de forma agresiva o con mucha autoridad y eso les ha llevado a tener problemas.

En la primera entrevista, generalmente, el padre o la madre ya muestran uno u otro modelo de comunicación. Les decimos haz esto pero yo hago lo contrario, lo que decimos del doble mensaje que genera mucha confusión.

Ante estos patrones ni los padres ni las madres en muchos casos son conscientes que son ellos mismos los que están transmitiendo un modo de comunicación que no quieren ver en sus hijos.

Por ello una vez más se hace fundamental ser consciente como padres, madres o educadores profesionales, qué queremos transmitir a nuestros hijos en su educación, entre otras cosas en el modelo de comunicación.

Claves a tener en cuenta en la comunicación

Por eso, una vez que decidimos ser padres o ahora que lo somos es imprescindible hacer una mirada a la forma de comunicarse por los siguientes motivos:

1.- Los niños aprenden por imitación.

2.- A partir de la primera infancia, tres años, comienzan a comunicarse según lo hace el entorno integrando una forma u otra.

  • Ser mental, si el niño es más callado y tímido y el dependiendo del entorno hablará más o menos.
  • Si es más emocional, el niño o la niña habla más de lo que le pasa, de sus cosas pero también dependerá de si el entorno le acompaña o no.
  • Si es más impulsivo/a, su comunicación será más agresiva lo cual puede aumentar o disminuir, también, dependiendo del entorno.

3.- La confianza en la comunicación se consigue día tras día desde la cercanía y el contacto. Los niños se expresan mucho dentro de su ambiente de juego, hablar con ellos e interactuar en este ambiente siempre será positivo para generar hábitos de comunicación entre vosotros.

4.- Las preguntas no les gusta a los niños, comparte, qué te cuente en ambientes disentidos, crea espacios para ello.

5.- Si escucha a los adultos compartir sus cosas del día, cómo se sienten y tener ganas de interactuar con la comunicación ellos también lo harán.

6.- Es importante la televisión e imágenes de vídeos que ven, no es nada conveniente donde hay una comunicación violenta o con falta de respeto, de inmediato se retira porque esa forma no la queréis.

7.- Los niños, al igual que los adultos, necesitan ser escuchados. No es dar lecciones es que ellos se expresen, eso les da seguridad y les ayuda a colocar emocionalmente lo que le pasa. También es importante que valoren escuchar a los demás, comparte cosas con los hijos y demuéstrales que su escucha es importante, que note que tienes ganas de contárselo.

8.- Cuando un niño te cuenta algo no lo juzgues, cuidado con el miedo. Escúchalo y después en otro momento le puedes dar el consejo, nunca utilices lo que te cuenta para manipular una situación que te interese, eso alejará la comunicación entre vosotros.

9.-  Cuidado con las expectativas en la comunicación, comienza por encontrar en ti la forma de comunicarte que te hace sentir bien y elimina los hábitos en la comunicación que te generan malestar o distancia con los demás.

10.- No olvides que en la infancia ponemos los pilares de su forma de pensar, sentir y actuar y de que los/as niños/as atiendan sus necesidades respetando la de los demás. La voz es el medio de lograrlo dentro de casa primero y en el mundo después y nosotros, padres, madres y educadores tenemos una labor imprescindible en ello.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *